Buscar
  • Guatemala Próspera

El precio de una vida de significado

Todos perseguimos el éxito, pero eso no es el mayor logro al que podemos aspirar. Un líder trascendental quiere lograr algo mayor con significado.


La misión de John Maxwell es agregar valor a las personas y que ellos multipliquen ese valor a otros, por siempre cuando se presenta dice “soy el amigo de todos”.


Hay una diferencia entre éxito y una vida de significado. El éxito se trata de mí, de mis logros, de mis adquisiciones, una vida de significado pone a otros por encima de todo, valorar a las personas.


Si yo quiero hacer la diferencia, debo relacionarme con personas que deseen hacer la diferencia, porque todo lo que vale la pena “ES CUESTA ARRIBA”.


No solo en algunos casos, no en la mayoría de los casos, sino que en todos los casos que valen la pena, el esfuerzo es cuesta arriba, pues si uno quiere subir, debe poner intencionalidad, energía, esfuerzo, tiempo, compromiso, lo bueno no llega por gravedad, no es rápido, es un proceso de transformación.


El problema real de esto, es que todos tenemos sueños, esperanza, ambiciones y todo eso es cuesta arriba, pero tenemos hábitos cuesta abajo y no podemos subir con esos hábitos.

Jamás una persona exitosa, cuando le preguntan cómo llegó a la cima, responde: No tengo idea, o me desperté y aquí estoy. Siempre sabe cómo llego, sin atajos, sin nada fácil, barato, rápido, es cuesta arriba, con intencionalidad. Por eso una vida de impacto es una vida vivida para otros, para ayudarlos a vivir sus propósitos.


John C. Maxwell siempre dice: El éxito es:


1. Descubrir tu propósito

2. Desarrollar todo tu potencial

3. Sembrar semillas en otros para explotar su potencial.


Por naturaleza, todos tenemos como propósito lograr el éxito, sin embargo si no nos cuidamos el éxito se puede convertir en una droga que alimenta nuestro ego, lo que nos hace adictos a nosotros mismos y lograr éxito solo por sentirnos bien o por probarle algo a alguien.


Y enfocamos nuestra vida al egoísmo. El cimiento de todo liderazgo es servir a otros y ponerlos primero, por lo que al ponerlos primero no puedes dejar de actuar a favor de esas personas y conforme pasa el tiempo te ayuda a ganar más credibilidad como líder.


Es fácil admirar a otros pero es muy complicado replicarlo, porque son tus actitudes diarias, resolver situaciones, no rendirse todos los días.


Siempre esperamos mucho de los líderes, como sacerdotes, pastores, etc. Pero también encontramos líderes sirviéndose a sí mismos.


La inercia natural es hacia abajo, pereza, malos hábitos que son tope para nuestro crecimiento.


La intencionalidad es clave para para no dejarme influir con la sociedad o con los pensamientos de otras personas.


Abrazar la verdad que te va a costar tiempo, relaciones que no te convienen, tu forma de ver la vida.

7 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
  • Guatemala Prospera
  • Guatemala Prospera
  • Guatemala Prospera
Comunicate a nuestro WhatsApp.